¡Por fin descubrí a que me quería dedicar!

Tarde varios años en saber a qué me quería dedicar. Mi primera ilusión e idea era poder ser comadrona, me encantaban los bebés y de pequeña me atraía mucho todo lo relacionado con el parto. Empecé a estudiar enfermería para llegar a poder ser comadrona pero… por motivos familiares de salud, tuve que abandonar. Parece que no estaba en mi plan de vida!

No fue hasta varios años después, de pasar una crisis laboral, no saber qué tipo de trabajo me podría hacer feliz y saber a qué me quería dedicar, que descubrí cual podría ser mi misión de vida laboral.

Me acordé de una sesión que recibí unos años atrás para mejorar mis digestiones, ”¿cómo se llamaba?”, no recordaba el nombre de “aquello que me hicieron “ en la sesión, pero… cuando me vino la inspiración y pude recordar-lo, tuve muy claro que eso llamado kinesiología era a lo que me quería dedicar.

¡Por fin descubrí a que me quería dedicar!

Tarde varios años en saber a qué me quería dedicar. Mi primera ilusión e idea era poder ser comadrona, me encantaban los bebés y de pequeña me atraía mucho todo lo relacionado con el parto. Empecé a estudiar enfermería para llegar a poder ser comadrona pero… por motivos familiares de salud, tuve que abandonar. Parece que no estaba en mi plan de vida!

No fue hasta varios años después, de pasar una crisis laboral, no saber qué tipo de trabajo me podría hacer feliz y saber a qué me quería dedicar, que descubrí cual podría ser mi misión de vida laboral.

Me acordé de una sesión que recibí unos años atrás para mejorar mis digestiones, ”¿cómo se llamaba?”, no recordaba el nombre de “aquello que me hicieron “ en la sesión, pero… cuando me vino la inspiración y pude recordar-lo, tuve muy claro que eso llamado kinesiología era a lo que me quería dedicar.

Cuando mi vida empezó a tomar un nuevo camino

Desde que recibí esta primera sesión de kinesiología, empecé a tener más conciencia y una visión mucho más amplia y alternativa de la alimentación. Descubrí la dieta macrobiótica, eliminé el trigo, el azúcar y otros alimentos que me indicaron que no me sentaban bien, empecé a tomar probióticos y otros suplementos que necesitaba para mejorar a nivel digestivo y fuí conociendo y dándome cuenta del impacto positivo que causaban estos cambios en mi organismo.

La alimentación siempre había estado muy presente en mi vida, era y sigue siendo una de mis grandes pasiones. Y actualmente es un pilar básico y importante en mis sesiones.

Llevaba ya varios años que mi vida había empezado a dar un giro y a tomar otro camino de consciencia y despertar, de aprender sobre mí, mi cuerpo y la vida en general, con una visión más amplia y espiritual. Y esa visión es la que me ha acompañado hasta entonces para seguir creciendo, sanando y cultivándome como persona, y la que me permite hoy en día – desde la empatía y comprensión -, acompañar en sus procesos a las personas que llegan a mí para mejorar su salud física y emocional.

Cuando mi vida empezó a tomar un nuevo camino

Desde que recibí esta primera sesión de kinesiología, empecé a tener más conciencia y una visión mucho más amplia y alternativa de la alimentación. Descubrí la dieta macrobiótica, eliminé el trigo, el azúcar y otros alimentos que me indicaron que no me sentaban bien, empecé a tomar probióticos y otros suplementos que necesitaba para mejorar a nivel digestivo y fuí conociendo y dándome cuenta del impacto positivo que causaban estos cambios en mi organismo.

La alimentación siempre había estado muy presente en mi vida, era y sigue siendo una de mis grandes pasiones. Y actualmente es un pilar básico y importante en mis sesiones.

Llevaba ya varios años que mi vida había empezado a dar un giro y a tomar otro camino de consciencia y despertar, de aprender sobre mí, mi cuerpo y la vida en general, con una visión más amplia y espiritual. Y esa visión es la que me ha acompañado hasta entonces para seguir creciendo, sanando y cultivándome como persona, y la que me permite hoy en día – desde la empatía y comprensión -, acompañar en sus procesos a las personas que llegan a mí para mejorar su salud física y emocional.

Y fue entonces cuando descubrí mi don!

En mi primer año de formación de kinesiología holística, empecé a experimentar y descubrir el don de la sanación a través de mis manos y este, fué haciéndose más notable pocos años después, afinándose hasta hoy en día.

Mi canal intuitivo está muy despierto y mi cuerpo actúa a nivel terapéutico como canal de sanación, conectando con una fuente divina e invisible que dispone de toda la información. Es por ello que mis sesiones no son únicamente guidas a través de las respuestas de tu cuerpo mediante el test kinesiológico o otras técnicas terapéuticas, sinó que también, en ocasiones lo son a través mi canal divino de sanación, accediendo a información complementaria y acompañándote así de un modo más holístico.

Y fue entonces cuando descubrí mi don!

En mi primer año de formación de kinesiología holística, empecé a experimentar y descubrir el don de la sanación a través de mis manos y este, fué haciéndose más notable pocos años después, afinándose hasta hoy en día.

Mi canal intuitivo está muy despierto y mi cuerpo actúa a nivel terapéutico como canal de sanación, conectando con una fuente divina e invisible que dispone de toda la información. Es por ello que mis sesiones no son únicamente guidas a través de las respuestas de tu cuerpo mediante el test kinesiológico o otras técnicas terapéuticas, sinó que también, en ocasiones lo son a través mi canal divino de sanación, accediendo a información complementaria y acompañándote así de un modo más holístico.

Empecé a formarme

Decidí estudiar kinesiología con el objetivo de formarme en la especialidad digestiva y nutricional, pero no existía o encontré un formación como tal, constaba como una temática más dentro de la formación de kinesiología holística, que cursé en la escuela Mens Venilia. Con las ganas de aprender más, al año siguiente me inscribí en la escuela Vida Kinesiología, donde cursé kinesiología “touch for health“, con la fé y la ilusión de aprender más en general, pero sobretodo en lo referente a lo que sentía que me apasionaba (nutrición y digestión). Pero más que nada, aprendí, que hacer más cursos de lo mismo, a veces te puede dar más ”titulitis” pero no mucho más conocimiento; y fué por ello que decidí estudiar y formarme por mí misma: mediante libros, artículos, internet… Hice mi curso a medida, buscando lo que me interesaba aprender y me creé mi propio protocolo de trabajo y de sesión, del cual me siento muy contenta y orgullosa por su gran contenido y por lo que está llegando a ayudar.

Y es desde entonces, que me dedico a acompañar a personas que necesitan hacer cambios en su vida, bien por salud física o por salud emocional, y me encanta! Tengo la gran suerte de haber encontrado un trabajo que me aporta juego, me ayuda a sentirme más feliz y a hacer más feliz a las personas que acuden a mí. Siiiii ! He encontrado mi misión ! y es un gran regalo !

Empecé a formarme

Decidí estudiar kinesiología con el objetivo de formarme en la especialidad digestiva y nutricional, pero no existía o encontré un formación como tal, constaba como una temática más dentro de la formación de kinesiología holística, que cursé en la escuela Mens Venilia. Con las ganas de aprender más, al año siguiente me inscribí en la escuela Vida Kinesiología, donde cursé kinesiología “touch for health“, con la fé y la ilusión de aprender más en general, pero sobretodo en lo referente a lo que sentía que me apasionaba (nutrición y digestión). Pero más que nada, aprendí, que hacer más cursos de lo mismo, a veces te puede dar más ”titulitis” pero no mucho más conocimiento; y fué por ello que decidí estudiar y formarme por mí misma: mediante libros, artículos, internet… Hice mi curso a medida, buscando lo que me interesaba aprender y me creé mi propio protocolo de trabajo y de sesión, del cual me siento muy contenta y orgullosa por su gran contenido y por lo que está llegando a ayudar.

Y es desde entonces, que me dedico a acompañar a personas que necesitan hacer cambios en su vida, bien por salud física o por salud emocional, y me encanta! Tengo la gran suerte de haber encontrado un trabajo que me aporta juego, me ayuda a sentirme más feliz y a hacer más feliz a las personas que acuden a mí. Siiiii ! He encontrado mi misión ! y es un gran regalo !


Información básica sobre protección de datos. Responsable: MARTA SANTIVERI. Finalidad: Envío de información solicitada y gestión de suscripciones. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Plataforma de envío de newsletters recibirá datos para gestionar las suscripciones (Mailchimp). Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como los otros detallados en la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos. Responsable: MARTA SANTIVERI. Finalidad: Envío de información solicitada y gestión de suscripciones. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Plataforma de envío de newsletters recibirá datos para gestionar las suscripciones (Mailchimp). Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como los otros detallados en la política de privacidad