ANISAKIS: el parásito del pescado

El anisakis se está convirtiendo en un problema de salud pública alarmante!  Cada vez me encuentro con más casos de infección por anisakis en consulta (aproximadamente el 60-70 % de las infecciones parasitarias) y presiento que esta cifra irá en aumento si sanidad no pone remedio.

Para “frikis” como yo del consumo de alimentación saludable, el pescado hasta hace poco era una de las opciones saludables , sabrosa y segura  que teníamos a la hora de elegir cuando comemos en restaurantes. Ahora ya ni eso !! el pescado está dejando de ser  una opción de comida saludable!  (ya que pocos son  los restaurantes que cumplen con la normativa  de seguridad y  congelación…) Te cuento un poco sobre este parásito:

 

¿Qué es el anisakis?

El Anisakis es un parásito que desarrolla su vida en el tubo digestivo de los peces y mamíferos marinos, viviendo a su costa (como hacen todos los parásitos) y que pasa a formar parte de la cadena de alimentación humana.

 

¿Cuáles son las causas de infección?

La razón principal de que últimamente estén creciendo los casos de anasikiasis es el aumento de la presencia de los parásitos en los pescados capturados, debido a las malas prácticas de los buques pesqueros que evisceran el pescado y luego lanzan esas tripas al mar, facilitando que otros peces ingieran el anisakis que esas vísceras pudieran contener. Otra razón, es la existencia de nuevos hábitos alimentarios, basados en el consumo del pescado crudo o poco cocinado (ceviches, sushi, carpaccios…)

 

¿Qué síntomas provoca?

Según la experiencia que tengo con mis pacientes y conmigo misma, que he estado afectada en un par de ocasiones, los síntomas comunes de infección por anisakis son parecidos a los síntomas que provocan otros parásitos habituales (oxiuros, áscaris…)  Los más comunes son:

  • Dolor articular ( el parásito se alimenta de las reservas de calcio de las articulaciones )
  • Tensión en cervicales
  • Tensión mandibular ( bruxismo )
  • Fatiga
  • Tensión muscular
  • Dolor de cabeza
  • Nauseas (si están alojados en estómago)
  • Dolor en le parte baja intestino ( zona apéndice)
  • Malestar abdominal
  • Alergias
  • Ictericia
  • Irritabilidad, ansiedad, insomnio…

¿Cómo se diagnostica?

Existen numerosas pruebas médicas como: análisis de sangre, biopsia, endoscopia, análisis de heces, radiografía de contraste…  La herramienta de testaje  que yo uso en consulta y que para mí es la más directa, no agresiva, rápida, detallada y fiable es el TEST KINESIOLOGICO, a través de él podremos mantener una dialogo con tu cuerpo con el fin de obtener información y respuestas sobre tu estado de salud, tales como: qué órganos son los que están infectados y afectados, el nivel o grado de infección que hay, cuánto tiempo lleva la infección, el tratamiento más adecuado … Este tipo de testaje tan detallado, nos ayudara a llevar un seguimiento exhaustivo sobre el tratamiento y su evolución.

 

¿Qué pescados están infectados?

Se estima que uno de cada tres pescados que provienen de agua saladas de nuestro país viene infectado por anisakis. Y el pescado que más contaminado está es el del mar cantábrico, debido a los métodos de capturación que usan los buques pesqueros.

Los pescados con mayor riesgo son:

  • La merluza, (aproximadamente el 90% de las merluzas que provenientes del cantábrico vienen infectadas) sardinas, caballa, bonito, bacalao….
  • Aquellos que se consumen crudos, ahumados, marinados, en vinagre, en salazón: el boquerón, salmón, la anchoa y la sardina.
  • Los cefalópodos: pulpo, sepia y calamar.
  • los crustáceos: langostinos, gambas, cangrejos, langostas.

 

¿Qué pescados podemos comer sin congelar?

  • Los Moluscos: mejillones, ostras o las almejas. Están libres de su presencia gracias a la alimentación por filtración, así que pueden tomarse crudos si se quiere.
  • Los peces de río, lago o piscifactoría: lubinas, dorada, percas, carpas, lucios o truchas
  • Pescados en conserva, de lata o vidrió: atún, bonito…
  • Los pescados secos y salados, debido a que pasan por una larga exposición a un medio extremadamente salino que mata al parásito.

 

¿Qué tratamiento es el recomendado?

Siempre recomiendo y trabajo con medicina y remedios curativos naturales, ya que no soy partidaria de la toma de medicamentos farmacéuticos debido a que suelen ocasionar efectos secundarios y en la mayoría de casos, no tratan el problema de raíz.

Teniendo en cuenta que los parásitos se alimentan básicamente de cualquier tipo de endulzante añadido (básicamente) , el tratamiento prioritario consistirá en eliminar POR COMPLETO cualquier alimento que contenga algún tipo de endulzante añadido y en tomar paralelamente un medicamento antiparasitario natural.
Cada persona es un mundo y tiene distintas necesidades, por ello siempre en consulta testeo a través del test kinesiológico para saber que terapia natural o  medicamento (entre 14 distintos) es el más apropiado.

 

¿Qué precauciones podemos tomar para evitar la infección?

  • Cocinar el pescado a más de 60º ( frito, cocido o horneado )
  • Congelar el pescado, ya revisado y lavado, que vayas a comer crudo o poco cocinado, a una temperatura de -20ºC o inferior. Recomiendo congelar-lo como mínimo 5 días y para más seguridad una semana. Pero debes de saber que si tu congelador es inferior a 3 estrellas de potencia, no te asegura la eliminación del anisakis.
  • Pedir a tu pescadero que le quite las vísceras a tu pescado cuanto antes.
  • Si comes fuera de casa pescado crudo o poco hecho asegúrate que cumple con la normativa de seguridad. (La mayoría de restaurantes no la cumplen)
  • Asegúrate y compra el pescado ya congelado.
Categorías: Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.