MEJORA TU DIGESTIÓN !

En este articulo trataré de aportar algunas pautas que te puedan ser útiles si estás sufriendo alguna molestia digestiva leve. Estos consejos te pueden servir de ayuda para aliviar tus síntomas pero no son sustitutivos de un posible y necesario tratamiento personalizado. Recuerda que es importante ir a la raíz del problema !!Los trastornos gástricos son algo que mucha gente combate tomándose, con o sin receta médica, un simple antiácido o cualquier medicamento (en otra publicación hablaré de lo que provocan este tipo de medicamentos). Estos, aunque pueden aliviar los síntomas o provocar un bienestar momentáneo no van a la raíz del problema que con el tiempo tiende a empeorar.

 

¿Y si vamos a la raíz del problema?

¿Por qué tu vientre se queja? el cuerpo es un indicador de que algo va mal. Si se producen molestias, puede ser debido a que no estás tolerando correctamente lo que comes, a un mal funcionamiento orgánico, a hábitos no saludables que has adquirido que se pueden corregir con un poco de voluntad … Solo encontrando la causa que te está originando ese malestar o enfermedad, este podrá remitir.
La kinesiología es una herramienta fantástica para ello, te lleva ahí, justo al origen del problema, aportando información y  las respuestas necesarias sobre tu estado de salud, y desde una primera sesión, recibes un diagnostico claro.

 

Principales síntomas

Estos son los principales síntomas que pueden estar alertando de que algo anda mal en tus digestiones:
  • Hinchazón y gases: Estos síntomas son un posible indicador de que estás comiendo demasiado rápido o tomando alimentos que no toleras y asimilas correctamente debido a un déficit de enzimas digestivas, provocando fermentación intestinal que es la causa principal de la hinchazón y de los gases. Puede ayudar:
    • Carbón vegetal: reduce las flatulencias.
    • No beber líquido durante las comidas (debido a que neutraliza las enzimas digestivas)
    • Comer despacio y masticar bien los alimentos.
    • Combinar correctamente los alimentos (principalmente tener en cuenta comer la fruta entre horas o ½ hora antes de las comidas y no mezclar la proteína con el carbohidrato)
    • Tomar un suplemento de enzimas digestivas: lo ideal es que te las pueda recetar un profesional ( yo misma! 🙂 ), averiguando de qué enzimas careces y aportando un suplemento que contenga esas enzimas en concreto.
  • Acidez de estómago: Suele afectar a personas que se medican con fármacos antiinflamatorios y ser debido o bien a un exceso de ácido estomacal o en la mayoría de casos, al contrario de lo que se cree, por un falta de ácido. Para su tratamiento es muy importante tener en cuenta la dieta y aportar ácido clorhídrico (no tomar sin confirmar su déficit, y sin prescripción terapéutica) en caso de que exista un dificultad de secreción de este mismo por parte del estómago o bien algún componente neutralizador de la acidez (bien a través de la dieta o de algún suplemento)
  • Reflujo: Se produce cuando los flujos suben hacia el esófago debido a que la válvula del estómago no cierra bien. Es un problema que se intensifica si te acuestas justo después de comer o si comes en exceso. La causas comunes de reflujo que me encuentro en consulta suelen ser derivadas de una infección parasitaria estomacal (quieren salir y provocan náuseas o reflujo) o por un déficit de secreción de ácido estomacal el cual impide realizar correctamente la digestión.

Tanto para la acidez como para el reflujo, es importante restaurar el equilibrio y funcionamiento natural gástrico. Puede ayudar:

    • Evita comer alimentos grasos, procesados y cítricos, condimentos picantes, cafeïna y bebidas alcohólicas o gaseosas.
    • Olmo americano en tintura: actúa como emoliente y protector estomacal.
    • Avena
    • Aloe vera
    • Vinagre de manzana
    • Ácido fólico
    • Bicarbonato
    • L-glutamina (en suplemento)
  • Estreñimiento: si no has podido solucionar el problema con más fibra u otros remedios tradicionales, quizás te ayude buscar la causa física o emocional que lo está provocando. Puede ayudar:
    • Reducir lácteos, cafeina y teina, carne, y grasas.
    • Tomar psyllium: Funciona como un laxante
    • Semillas de lino: regula el tránsito intestinal, además de contener propiedad calmantes y cicatrizantes.
    • Magnesio: mejora la motilidad (movimiento) intestinal
    • Papaya: mejora el tránsito intestinal (siempre recomiendo tomarla en ayunas)
    • Aloe vera
    • Chucrut
    • Aceite de linaza
    • Toma alimentos ricos fibra para favorecer el movimiento intestinal
  • Diarrea: Normalmente se trata de un trastorno leve debido a una infección. Cuando se prolonga en el tiempo o se produce con frecuencia, se debe acudir a un profesional especializado debido a que puede ser un síntoma que indique que algo no va bien. Puede ayudar:
    • Evitar tomar los productos lácteos, azúcar y alimentos pesados y procesados.
    • Beber mucho líquido
    • Tomar kuzu
    • Tomar psyllium: ayuda a “apagar” la irritación y darle forma a la deposición

Alimentos medicina

  • Zumos vegetales: tomar zumos vegetales durante el día es una buena manera de depurarte,  nutrirte y proporcionarle un descanso a tu aparato digestivo.
  • Alimentos germinados: son muy nutritivos y muy digestivos, obtienes enzimas digestivas naturales al consumirlos y son fáciles de preparar Pueden ser de alfalfa, lentejas, brócoli…
  • Papaya: su enzima (papaína)  posee propiedades antiinflamatorias. Casi siempre está presente en la dieta de mis clientes (en ayunas) .
  • Avena: su contenido en mucílagos suaviza la mucosa digestiva, por los que es un excelente antiácido natural.
  • Calabaza:  además de contener mucílagos de efecto emoliente, contiene betacaroteno que protege la mucosa digestiva. Es muy saciante, diurética y va bien para dietas adelgazantes.
  • Semillas de chia y lino: favorecen y regulan el tránsito intestinal.
  • Lentejas rojas: se recomiendan a personas con problemas intestinales y gástricos, con digestiones lentas y exceso de gases, Además, gracias a su fibra previenen el estreñimiento.

 

Mejor evitar

  • Alimentos grasos y procesados, ralentizan tu digestión y favorecen el reflujo y acidez gástrica.
  • Estrés.
  • Ingerir alimentos que no toleras correctamente (recomiendo que lo averigues a través del kine test de intolerancias alimentarias).
  • No abuses de la cafeína, puede producir quemazón y acidez.
  • Sal en exceso, además de causarte problemas con la tensión, puede causarte un déficit de potasio y de magnesio, provocar retención de líquidos y producir espasmos intestinales y favorecer el estreñimiento crónico.
  • El alcohol en exceso.
  • Tomar azúcar y edulcorantes en exceso ya que alteran la microbiota intestinal.

 

Prácticas y remedios naturales

  • Procura masticar bien los alimentos. Si la comida no llega triturada al estómago, este tiene que invertir mucho esfuerzo en digerirla.
  • Ten en cuenta la correcta combinación de alimentos, cada grupo de alimentos necesita sus enzimas y su tiempo de digestión correspondiente para ser digeridos y absorbidos correctamente, por ejemplo, las proteínas necesitan cuatro horas de digestión, los carbohidratos dos horas, la fruta media hora. Si mezclamos dos o más alimentos que requieren tiempos distintos, un alimento neutraliza las enzimas de otro y no se produce bien la digestión, generando fermentación, mala absorción de nutrientes y gases, a parte de heces pastosas…
  • Toma alimentos con fibra que favorecen el movimiento del intestino y combaten el estreñimiento, ayudan a regular el colesterol, glucosa…
  • Tomar alimentos prebióticos ayuda a  estimular el crecimiento y la actividad de las bacterias de la flora intestinal. Por ejemplo: ajo, cebolla, puerros, espárragos, plátanos.
  • Tomar alimentos o complementos probióticos  como el kéfir, chucrut, yogur natural.
  • La hidroterapia de colon produce resultados inmediatos, desintoxica y limpia las paredes intestinales de residuos antiguos y gases acumulados despegando los elementos endurecidos y concentrados allí durante muchos años.  El paciente nota un alivio y una impactante desaparición de muchas de las molestias digestivas y derivadas de la toxicidad acumulada.
  • Practica algún ejercicio a diario.

 

¿Te cuesta digerir las situaciones o emociones?

Nuestro estado de salud intestinal tiene una gran influencia en nuestro equilibrio psicoemocional. El sistema digestivo detecta, procesa, canaliza y genera las emociones.Muchos de los malestares digestivos están relacionados con una dificultad en procesar y digerir las emociones. Si sientes que puede ser tu caso, la psicoterapia puede ayudarte para que aprendas a gestionar tus emociones y a modificar los hábitos de pensamientos destructivos que alteran tus procesos digestivos e intestinales.

Categorías: Sin categoría

1 comentario

Mireia Gordillo · 21 marzo, 2019 a las 10:57 pm

Me ha parecido muy interesante este artículo, me he sentido muy identificada con algunos de los síntomas. Aplicaré en cuanto antes tus prácticas y remedios naturales, si me surgen más dudas contactaría contigo para que me las resolvieras o incluso poder hacer alguna consulta para poder resolver de una vez por todas mis problemas digestivos.

Muchas gracias Marta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.